Real Sitio

A ARANJUEZ EN TREN
ANTIGUO DE VAPOR

Parte primera

Crédito por emblema arriba: La Villa de Aranjuez
(Cambio más reciente: junio, 2004)

ENCLIQUE EN LA FOTO PARA AUMENTARLA.

Aunque desayuné en mi habitación antes de ir a la Estación de Atocha, quería comer un poquito más antes de subir al tren; desde luego, después de llegar a la estación a eso de las ocho y media, buscaba una tienda donde pudiera comprar un zumo de naranja. Pero después de descubrir que había una cola larga esperando subir al Tren de la Fresa, me olvidé el zumo, y, como una verdadera oveja, me añadí una persona más a la cola para conseguir un asiento conveniente en el tren.

Se limpia el AVE Es interesante porque a eso de veinte pies estaba un andén donde un AVE esperaba salir para Sevilla a 186 millas por hora (foto a la izquierda, 17K). Mientras tanto nuestra locomotora de vapor esperaba salir para Aranjuez a una velocidad de no más de 30 millas por hora.

Comenzamos a subir a los cuatro vagones del tren a eso de las diez menos quince. Después de subir, me encontré dentro de un vagón viejo hecho de madera - - muy precioso. Si quiere ver qué es la apariencia de los cuatro vagones y el vagón de correo a la vez, id al sitio del Internet del European Railway Picture Gallery. Esta foto fue regalada al European Railway Picture Gallery por Julio Castillo que tiene su propio página de internet.

Escogí un asiento al lado de la ventana para poder poner la nariz al vidrio. Tengo que confiaros que tuvimos la más grande suerte que nuestro tren no podía ir tan rapido como el AVE - - 186 millas por hora - - porque los asientos son de madera sólida y anticuada. Habría sido necesario hacer mucho entrenamiento para aprender a aguantar asientos tan duros sobre rieles tan fragosos a velocidad tan alta. ¡Basta de eso!

El tren salió de la estación, y pronto un hombre vestido como empleado entró en el vagón y dio una explicación del viaje - - dos minutos - - a la velocidad de un subastero de tabacos. Espero que todos los mayores puedan recordar los anuncios en la radio antaño donde la compañía American usó sus subasteros más rapidos en sus anuncios. No entendí casi nada pero había una madrileña que podía relatar los informes a su amiga (sentada al lado de mí) que en torno podía decirme los informes en inglés. Por lo menos, esa era mi teoría.

Suiza y madrileños Nuestros dos asientos tenían capacidad para seis personas­­tres enfrente de tres. Nuestro grupo de cinco consta de una pareja de jóvenes de Madrid, las dos amigas susodichas, que se hablaron en frances, y mí. (Foto a la derecha: la suiza y la pareja de Madrid, 39K) La madrileña hablaba frances y español y la otra hablaba frances además de inglés (como estadounidense). Le pregunté «cómo aprendió a hablar así con inglés tan yanqui.» Ella me dijo que no era gran misterio porque trabajaba para R. J. Reynolds. en Suiza. En realidad ella me dijo, «¡No le va a gustar la compañía donde trabajo porque es la sucursal de R. J. Reynolds en Suiza!» Es probable que ella reciba muchas quejas de estadounidenses que encuentra. Yo le respondí, «La unica razón que posiblemente no me guste Reynolds es que mi compañía de sabores nunca podía vender nada a R. J. Reynolds aun cuando, a mi parecer, nuestro producto tenía la mejor calidad del mundo.»

Dama con fresones Tuvimos que terminar esta charla cuando llegó la linda azafata vestida a la antigua usanza, vestido magnífico de los años 1890 (izquierda, 44K). Como se esperaba tenía una cesta de fresones maduros. Todas las fresas de Aranjuez se llaman fresones porque son tan grandes. Se llaman fresones en los supermercados de Madrid, también. Es casi imposible comprar «fresas». Escogí solamente uno. Tenía que comer por lo menos uno; pero a la vez quería sacar una foto de la azafata sirviendo los fresones. Es imposible comer un fresón (muy mojado) y sacar fotos a la vez. Pude conseguir la foto que se ve aquí cuando servía al próximo grupo.

Después de llegar a la estación del tren en Aranjuez, estaba desilusionado por la primera vez - - no había ningúna orquesta en el andén como en mi video. Pronto encontramos a las azafatas de los autobuses o vice versa. No perdieron ningún tiempo para explicar a toda velocidad como formaríamos dos grupos y que nuestro grupo (número 1) sería el primero que subiría a los tres autobuses para una excursión corta que terminaría en el Palacio Real para una visita guiada. Pero después que algunos de nosotros habíamos subido a uno, la azafata cambió de opinion. Por eso, todos tuvimos que bajar del autobús y subir al otro. Me recordó de mi servicio en nuestro propio ejercito amado. ¡Pero chisteo con vosotros!

Palacio Real Llegamos al Palacio Real - - el edificio grandísimo a la izquierda (41K). Nuestra azafata llevando el vestido azul se puede ver en el medio. Lleva una emblema que dice azafata que denota - - perdóneme si ya lo sabes - - una dama que asiste a los pasajeros en trenes, aviónes o autobuses o es asistente (anfitriona) en una conferencia, todos empleos muy nobles. Mi revista audia Puerta del Sol nos dice que, etimológicamente, esta palabra vino de una palabra árabe que quería decir miembro de harén. Por supuesto, éste era un empleo noble también. Os digo esto porque es interesante.

Los reyes lo construyeron como su casa veraniega usando las riquezas del imperio - - plata de México (llamado Nueva España en esa época), oro de todas partes, esmeraldas de Colombia (llamada Nueva Granada en esa época), etcetera.

En la fila, conocí a un hombre y a su hija de vacaciones. Habían empezado en Barcelona e iban a acabar visitando a Lisboa, Portugal. Ellos querían ver especialmente la arquitectura de España porque la hija era estudiante de arquitectura en la Universidad de California, Berkeley. Esta familia había vivido en San Francisco desde 1970. Supe todo esto mientras que esperábamos para entrar en el Palacio Real.

Me preguntaba por qué requería tanto tiempo hasta que yo mismo entré. Pronto supe que todos tuvieron que pasar por la seguridad como en un aeropuerto uno por uno. Había un descubridor de metales y una máquina de rayos equis.

Nuestra guía Pero valía la pena esperar porque el palacio fue estupendo y nuestro grupo tuvo una guía fabulosa (Foto derecha, 26K: al fondo cerca de la cortina). Ella dio sus comentarios en voz alta y clara con velocidad moderada. Fue muy emocionante para mí porque podía entender casi todo, y pude dar traducciones cortas para mis amigos nuevos de San Francisco porque no entendían nada de español.

Es difícil describir las cámaras del Palacio porque cualquier cosa que pueda decir no es bastante. Decir que es opulento es despreciarlo. Piano Real Una bóveda Aquí os doy unas fotos sacadas cuidadosamente - - sin flash porque se prohibe el flash. Por ejemplo, hay una cámara con paredes de porcelana exquísita. Hay varias salas con viejos pianos elegantes (izquierda, 60K) o con bóvedas decoradas con cuadros como en el Salón del Trono (derecha, 41K).

Posiblemente haya personas que se quejen de los gastos inmensos para construir este palacio opulento, pero, al refleccionar, ¿habéis visto una mejor inversión a largo plazo? Daos cuenta de que hoy en día el palacio gana mucho dinero de los turistas que allí acuden de todas partes del mundo para ver esos tesoros.

Antes de que llegara el autobus, tuve que aprovechar un aseo (para usar seda dental, por supuesto). Caramba, fue necesario ir por la seguridad (rayos equis, etcetera) otra vez porque los aseos estaban adentro del palacio. Tuve que caminar através del patio grande del palacio - - pero ¡qué patio más áspero! Después entré en un pasillo tan moderno como el palacio es antiguo. Pasé por otra puerta a otro pasillo que era oscuro. Tan pronto como pisé el suelo, el pasillo fue bañado de luz encendida por mi presencia. Pronto entré en el aseo para caballeros. Cuando había acabado (con la seda dental), reentré el pasillo, y otra vez mi presencia encendió las luces. ¡Magia!

Patio Real Estaba tan contento que tropecé en el patio y caí al suelo. Milagrosamente mi cuerpo rodó suavemente en los guijarros como podía hacerlo antaño cuando era joven. Estaba más sorprendido que nadie. Ved al hombre cómico (ClipArt) que se cayó exactamente donde me caí (Foto a la derecha. 48K). También ved cómo la gente mira los pies.

Subimos a los autobuses que nos llevaron por ruta tortuosa, para mostrarnos las vistas, al centro de Aranjuez donde bajamos del autobús a 200 metros del Palacio Real. Entonces las azafatas nos explicaron que debiéramos estar en este mismo lugar a las cinco menos cuarto para ir al Museo de Reales Falúas. Perdí la parte sobre el museo porque habló demasiado rápido para mí, y no había ningun traductor o traductora conveniente cerca para decírmelo. No sabía que me había perdido algo importante.

Un volante Es fácil encontrar un restuarante en Aranjuez porque se distribuyen volantes a los pasajeros. Ved el ejemplo de un volante dado aquí (40K).

Decidí comer en el restaurante La Rana Verde por la eufonía del nombre. Conseguí una mesa con una ventana que daba al Río Tajo. Ordené la especial del día, pero tal vez sea la especial cada día. ¿Quién sabe? La especial del día constó de espárragos con mayonesa para el primer plato, pescado de la región para el segundo plato y fresones con crema para el postre. También pedí una tónica para beber. ¿No sabíais lo que es una tónica? Es lo que los ingleses llaman tonic water. Los fresones y crema fueron especialmente deliciosos. Los fresones, los espárragos y el pescado estaban frescos porque son especialidades de la región: costo - - 2500 ptas ($16.67 EE. UU.)

Después de examinar mi mapa, escogí usar el Chiquitren para ver las vistas. Caminé al palacio y subí al tren que estaba parado ante el Palacio Real (ve abajo, 28K).

Chíquitren espera. Al principio creía que este tren hacía muchas paradas, pero descubrí que hace solamente tres: en el Palacio Real, en el Museo de Reales Falúas y en la Casa del Labrador. La Casa del Labrador era una parte de la gira según mi video (1988) sobre esta excursión, pero actualmente no era. La sustituyeron por el Museo de Reales Falúas.
 
Jardín de la Isla. Porque el Chíquitren no va por Jardín de la Isla, os doy una vista (izquierda, 101K) de este sitio tranquilo la que conseguí desde otro fuente (Todo Madrid, Editorial Escudo de Oro, S. A., 1997).

A LA PAGINA FINAL